LAS RENTAS DE LA IGLESIA

Estamos en plena operación recaudatoria , es decir, en mitad de ese período del año en el que nos toca hacer las cuentas correspondientes con el erario público, lo que resulta un acto tan necesario como ir al dentista por los beneficios que obtendremos, pero sin duda igual de  antipático y a veces doloroso.  facebook_1498136577353

Vivimos en una comunidad organizada  que necesita  fondos  para mantener servicios necesarios que exigimos  a voz en grito si hace falta. Y poco a poco estamos comprendiendo, que defraudar al fisco es hacerse trampas al solitario y sólo promueve una sociedad un poco más ruin y mezquina. Claro que no ayuda mucho a mantener viva la responsabilidad ciudadana , los centenares de casos destapados que muestran las vergüenzas de algún prócer de la patria que,  era una artista a la hora de estafar a la Hacienda pública, ahorrándose su parte, efectivamente muy considerable, dada su considerable fortuna. Artimañas legales y asesores muy especializados cubrían sus delitos a la perfección y asusta pensar que por muchos que vayan al talego, demasiados quedaran impunes con sus cuentas secretas y su dinero ennegrecido.

En cualquier caso, aunque haya frutos podridos hay que pensar que la mayoría social de este país es consciente de que lo que es público y contribuye a nuestra calidad de vida, entre todos se ha de pagar. Y por eso, convertidos en contribuyentes  más o menos remolones, pasamos en estas fechas por caja, para liquidar.

Hay sin embargo, una cuestión final sobre la que se oyen diversas leyendas urbanas, fruto de esa afición a opinar como si tuvieramos el titulo de asesor fiscal bajo el brazo. Es la que se refiere a esa casilla final que te obliga a elegir entre la Iglesia Católica y Fines sociales.

Vaya por delante que quien se considere católico, apostólico y romano, y sea un fiel practicante que quiere que su dinero financie a la Iglesia católica, a su clero y a su culto, está en todo su derecho de hacerlo. Faltaría más. Y lo tiene bien fácil .

El problema lo tienen quienes por el contrario, opinan que la religión es una cuestión privada que, en ningún caso, debe ser financiada con fondos públicos y tienen difícil ser respetados en su elección.

La formulación de la cuestión parece querer ya contribuir al despiste, porque lo cierto es que al señalar cualquiera de las dos opciones, la pasta acabará yendo a la Iglesia Católica en mayor o menor proporción.

Y esta no es una institución precisamente en riesgo de quebrar ya que recibe del Estado   más de  11.000 millones de euros al año, aunque sólo  250  llegan a través del IRPF. De hecho en  2016, el 65% de las declaraciones no tenía ninguna cruz en la casilla correspondiente lo que parece indicar que no hay una tendencia generalizada a favor de financiar a la Santa Madre Iglesia.

Quizás se deba a que no es una entidad precisamente maltratada por unos poderes públicos que le deparan un trato exquisito y muy generoso en materia de privilegios  y subvenciones. De hecho, no solo está exenta de pagar impuestos como el de  sociedades,  obras,  patrimonio y sobre todo, el IBI , lo que es un auténtico puntazo dada la abundancia de  bienes inmobiliarios sino que además  recibe muy importantes cantidades, hasta   5000 millones de euros, para financiar la enseñanza católica en colegios concertados.

Así que si usted, contribuyente, no desea subvencionar a ninguna entidad religiosa, la recomendación de los expertos es no marcar ninguna casilla. Hagámosles caso, por una vez.

 

Anuncios

19J

Todo el mundo  va al Ayuntamiento alguna vez en su vida, por muchas y diferentes razones. Para hacer trámites, para informarse, para reclamar…nos sabemos bien el camino porque hay variados motivos  que nos hacen acercarnos a esa Casa del Pueblo, que a veces lo es y a veces no, dependiendo en gran medida del talante de los inquilinos. Hay quien  se la apropia y exige invitación para entrar, y quienes hacen política de puertas abiertas, o por lo menos, entornadas.

19jestaspreparadaPues bien este próximo lunes, 19 de Junio,  hay una razón diferente e importante para acercarse por allí. No regalan nada, es cierto, ni va a haber ningún sorteo. Pero deberíamos ir. De verdad. Hay una  razón  de peso. Del peso que tengan en nuestras conciencias la interminable lista de mujeres asesinadas por la violencia machista.

Hay que ser muy marciano o vivir muy aislado del planeta Tierra, para no conocer la existencia de estos asesinatos de mujeres a cuenta de la violencia machista.

En lo que llevamos de  año, aunque el Gobierno de Rajoy, sólo reconoce 19 víctimas, hay cuentas que  hablan de 40 víctimas  porque incluyen a mujeres que sin ser asesinadas por sus parejas o exparejas, lo fueron por ser mujeres, que es a fin de cuentas de lo que trata la violencia machista. Aunque no valgan para las estadísticas.

Vease si no, si el caso de Hilda que denunció al novio de su sobrina por intentar matar a ésta y por ello fue asesinada. O el de Ana Belen Ledesma, que murió a manos de su pareja, que también se llevó por delante a su madre de 90 años, que tenía tan poca culpa como ella, pero no cuenta. Por eso la hija va en la lista, pero su madre no. Aunque estén igual de muertas, por el mismo verdugo.

La cuestión es que las matan, nos matan,  como a las hormigas,  cuatro de ellas  el mismo día como sucedió el 3 de Abril.  Y matan a las criaturas, 6 en lo que llevamos de año para hacer todavía más daño. A golpes, tirándolas desde una ventana, asfixiando a una bebe de 8 meses… para causar  una pérdida más grande que la propia vida. Una avalancha que ha de resultar insoportable e intolerable, sease hombre o mujer, de derechas o de izquierdas porque es un verdadero escándalo y produce una enorme vergüenza.

Recordar  hechos tan  crueles y dolorosos hoy no es  por el afán de morbo sino con  un objetivo claro. Ponernos todos a trabajar para evitar que sigan sucediendo.

Porque resulta que contra la violencia machista se multiplican las condenas, los discursos, las concentraciones y minutos de silencio, pero no las soluciones. Peor aún, contra la violencia machista se enumeran las medidas que hay que tomar para la prevención, la protección, la supervivencia, pero no se pasa de los dichos, a los hechos.

Al final, acaba pareciendo que no hay nada que hacer. Que solo cabe la resignación y el olvido. Que lo que procede es intentar digerir ese desasosiego y enorme malestar que nos causa cada nuevo nombre que se añade a la lista.

Oigan, la violencia machista tiene solución. No es fácil ni sencilla, pero la tiene. Se ha repetido miles de veces. Educación para la prevención en las escuelas e institutos. Detección desde el ámbito de sanitario. Correcto tratamiento del tema  desde los medios de comunicación. Formación y especialización de jueces y fiscales y también de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Programas de apoyo social que presten ayuda psicológica para la recuperación de las mujeres. Ayudas económicas para la supervivencia. Recursos para su acogida .  Y desde luego ampliación del concepto enmarcado en la Ley, para que se reconozca como víctimas a todas aquellas que sufren violencia por su condición de mujer.

Hay medidas que tomar. Y hay también un precio que pagar. El que no quiere pagar el Gobierno de Rajoy, que no sabe contar los asesinatos , ni hacerse cargo del coste de las medidas necesarias.

De hecho, en los próximos presupuestos generales del Estado su propuesta de gasto para este fin es un 1º% inferior a la que había hace 6 años. Son 32 millones los destinados a esta partida de un total de 400.000 millones, lo que supone un 0’01% demostrativo del escaso interés de este Gobierno por hacer algo más que poner caras de pena e hilvanar discursos de condena.

La gente de este país que no comparte su indiferencia que es letal, ni su mezquindad a la hora de repartir los fondos, se va a hacer presente en muchos Ayuntamientos de este país, el próximo lunes, a las 12 horas. Se trata de hacerse oir para  reclamar que en los Presupuestos 2017 se destinen los euros que hagan falta para esta cuestión.

En Xàtiva, el Consell de les Dones ha hecho suya la propuesta. Como en Valencia, Alacant, Castelló, Madrid, Barcelona, Lugo, Coruña….

Así que una vez más, vente al Ayuntamiento, este próximo  lunes a las 12 horas. Tienes muchas cosas que hacer, andas muy ocupado,  pero  a ver si se te ocurre algo más necesario que evitar muertes que ya están anunciadas.